Pipeline di vendita

Pipeline de ventas: qué es y por qué ayuda a ganar clientes

En una era en la que la inteligencia basada en datos está en el centro de las decisiones estratégicas, la importancia de un pipeline de ventas optimizado nace con fuerza, especialmente en el mundo B2B.

Tabla de contenidos


Pipeline de ventas, la herramienta para conquistar clientes

Cuando los ciclos de ventas son largos y la gestión de las relaciones entre múltiples partes interesadas es la norma, un modelo preciso de las fases del proceso de ventas se vuelve esencial para respaldar, guiar e impulsar su estrategia comercial. Permite guiar a un cliente potencial a través del pipeline de ventas, facilitando su conversión con un plan estratégico de contenidos y propuestas específicas, refinando, midiendo y controlando cada dinámica en tiempo real.

Además, con un pipeline de ventas bien diseñado, podrás segmentar los contactos en categorías detalladas (clientes potenciales, listos para convertir, con largos tiempos de toma de decisiones, entre otros) para personalizar tus propuestas.


¿Qué es un pipeline de ventas?

Es esencialmente un marco secuencial cuyos pilares son el análisis de datos y las estrategias de marketing y ventas. Con forma de gráfico matricial, representa todo el ciclo de ventas, desde la identificación de prospectos hasta su conversión en clientes leales. Su propósito es delinear las fases cruciales por las que pasa un lead, identificando cada punto de transición que sirve para calificar y segmentar los contactos en función de diversos criterios. En general, el diagrama contiene la siguiente información:

  • Número de ofertas (en curso, entregadas, por modificar, en revisión, entre otras).
  • Tamaño/valor de la oferta.
  • Tasa de conversión.
  • Tiempo de conversión (cuánto tiempo pasó desde la primera oferta hasta cerrar el trato).

En cada etapa, el pipeline de ventas le permite visualizar datos con precisión, lo que le facilita asignar recursos de manera más efectiva, refinar estrategias y anticipar las necesidades del mercado.


Porque el pipeline de ventas es una herramienta esencial

Según una investigación de CSO Insights sobre análisis del desempeño de ventas (basada en un panel de 100 ejecutivos de ventas), en promedio, la precisión de un pronóstico de ventas es del 45,8%. Es decir, menos de uno de cada dos acuerdos se cierra como se esperaba.

Los datos ponen de relieve la necesidad de una gobernanza precisa del camino recorrido por los leads. Como enfatiza el 27% de los responsables de ventas que consideran que el ciclo de ventas es demasiado largo. A esto se suma el problema de la falta de contactos cualificados. Aquí el pipeline de ventas revela su valor: si está bien configurado, permite un control preciso de cada fase del recorrido y una intervención específica donde es necesario.

image

Desde la calificación de clientes potenciales hasta la optimización del embudo, este marco proporciona la información necesaria para ajustar y corregir el rumbo, permitiendo así una alineación ágil entre las estrategias de ventas y la dinámica del mercado.


Identificar clientes potenciales calificados en un canal de ventas

En el ecosistema B2B, la calidad de los leads es una necesidad categórica para lograr conversiones reales. El pipeline de ventas ayuda a organizar, calificar y filtrar continuamente el pool de clientes potenciales para concentrar los esfuerzos en los calificados, es decir, contactos sobre los cuales marketing ya ha implementado estrategias y que, por lo tanto, pueden «pasar» al área de ventas para el proceso de oferta/venta.

La etapa de selección identifica:

  • Prospecto: individuos/empresas que, habiendo expresado un interés inicial en un producto, han sido objeto de actividades de fomento en múltiples canales de comunicación. Son piedras en bruto que requieren un procesamiento previo.
  • MQL (Marketing Qualified Leads): prospectos que han pasado una selección inicial basado en métricas como el comportamiento de compra o la interacción con el contenido. Serán enviado al equipo comercial para su posterior evaluación.

En un proceso de ventas eficaz, la transición de clientes potenciales y MQL a prospectos calificados es crucial y está coordinado metódicamente.


Los siguientes pasos de ventas para un proceso de ventas fructífero

Cuando los prospectos y los MQL se han validado y calificado con marketing, entra en juego el departamento de ventas. Comienza así el actual pipeline comercial que se centra en:

  • SQL (Sales Qualified Lead): usuarios que, habiendo interactuado de alguna manera con la empresa siguiendo propuestas de marketing y actividades de fomento, se clasifican en base a diferentes puntuaciones (lead scoring) como personas que pueden ser contactadas por el equipo de ventas porque están listas (o preparados) para una compra.
  • Oportunidades: contactos que habiendo mostrado interés en las fases anteriores están predispuestos a una compra y, por lo tanto, reciben una oferta, un presupuesto, una propuesta de la empresa. Desde entonces, el pipeline de ventas queda en manos del equipo de ventas quien hará el seguimiento de los procesos y la evolución de las propuestas hacia la fase final de conversión.
  • Clientes: una vez adquirido un producto o servicio, los usuarios con los que la empresa entró en contacto en las fases anteriores se «convierten» en compradores.

Tecnologías y herramientas esenciales para un Pipeline de ventas optimizado

Cada pipeline de ventas requiere un soporte tecnológico sólido para operar en su máximo potencial. Debe basarse en la sinergia de una amplia gama de soluciones de software, desde plataformas CRM hasta herramientas de Marketing Automation y análisis de datos, es decir, herramientas diseñadas para acelerar cada fase del ciclo de ventas.

Las plataformas CRM, como HubSpot, ofrecen una vista de 360° del cliente potencial e integran varias funciones como gestión de contactos, automatización de tareas y seguimiento de interacciones.

Las herramientas de automatización de marketing, como Marketo o Pardot, permiten una segmentación avanzada de clientes potenciales para campañas específicas.

Finalmente, las soluciones de Business Intelligence como Tableau o Power BI brindan análisis detallados e informes avanzados, esenciales para evaluar los KPI y las métricas de desempeño del canal de ventas. El uso coordinado de estas tecnologías convierte el proceso de ventas en una ciencia exacta.


KPI y métricas de evaluación del canal de ventas

¿Cómo determinar si un proceso de ventas es efectivo? La respuesta está en los KPIs y las métricas de evaluación que brindan una imagen precisa y cuantificable del desempeño de las ventas, ofreciendo información crítica para una optimización continua.

Entre los KPI más relevantes destacan la tasa de conversión de leads, el ciclo de ventas promedio, el valor promedio de las transacciones y el porcentaje de win-rate. En cada indicador se da un ángulo específico: la tasa de conversión de leads destaca la efectividad de la fase de calificación, mientras que el ciclo de ventas asegura una medición temporal de las transacciones de principio a fin. Y no olvidemos los KPI financieros, como el retorno de la inversión y el coste de adquisición de clientes (CAC), que son fundamentales para evaluar la sostenibilidad del modelo de negocio. Estas métricas proporcionan un marco empírico para apuntar con precisión a la adquisición exitosa de clientes.


Ejemplos de canal de ventas con Hubspot

Analicemos tres ejemplos prácticos de embudos de ventas creados con HubSpot, una plataforma completa con automatizaciones y análisis detallados. Una empresa SaaS B2B podría beneficiarse de un proceso que incluye los pasos de:

  • Investigación e identificación de objetivos.
  • Divulgación inicial por correo electrónico.
  • Calificación de clientes potenciales.
  • Demostración de producto.
  • Oferta personalizada.
  • Cierre e Incorporación.

En la sección «Panel de ventas» de HubSpot, cada paso está asignado con subtareas relacionadas. La “calificación de clientes potenciales” puede incluir la puntuación de clientes potenciales basada en criterios como el tamaño de la empresa, el presupuesto y la adecuación del producto.

Una empresa que ofrece servicios de software puede optar por pasos como «Adquisición de Leads», «Demostración Programada», «Oferta Enviada» y «Contrato Realizado», configurando, después de una demostración positiva, el envío automático de una cotización que acorte las ventas.

Para el comercio electrónico, HubSpot te permite rastrear el comportamiento de los visitantes en el sitio, moviéndolos automáticamente a través de etapas como «Interés mostrado», «Carrito abandonado», «Recaptura» y «Compra completa».


Cómo crear un pipeline de ventas

¿Cómo estructurar un pipeline comercial rentable? Estos son 7 pasos cruciales:


Definir las etapas del proceso

Los pasos a seguir son:

  • Mapear el ciclo de ventas actual para identificar todos los puntos de contacto entre el equipo de ventas y los clientes potenciales;
  • Desglose del ciclo de ventas en fases claras, basadas en un mapeo. Por ejemplo, es posible que necesite pasos como «Adquisición de clientes potenciales», «Calificación», «Envío de oferta» y «Cierre»:
  • Definición de objetivos, asignando uno específico a cada fase, que puede vincularse al número de leads adquiridos, la tasa de conversión u otras métricas clave de rendimiento;
  • Identificación de métricas apropiadas para evaluar el desempeño de cada fase. Podrían incluir el tiempo promedio que pasa un cliente potencial en una determinada etapa o la tasa de conversión de una etapa a la siguiente, por ejemplo;
  • Determinar un cronograma realista para completar cada fase para actuar con mayor urgencia;
  • Integrar las fases establecidas en el CRM.

Identificar el número de oportunidades para cada etapa

Comprender con precisión la cantidad de oportunidades en cada etapa del proceso empresarial es vital para una gestión eficiente y un escalamiento sostenible. La clave no es detenerse en el recuento numérico en bruto, sino proceder con el análisis multidimensional de oportunidades siguiendo estos pasos clave:

  • Clasificar las oportunidades en función de variables como el valor potencial del contrato, el ciclo de ventas esperado y la probabilidad de conversión;
  • Monitorear la velocidad a la que las oportunidades pasan de una etapa a otra. Es fundamental para identificar cuellos de botella y optimizar procesos;
  • Calibrar la cantidad de oportunidades necesarias en cada etapa para cumplir o superar los objetivos de ventas mensuales o trimestrales;
  • Utilizar datos para asignar de manera óptima los recursos de ventas, asignando más tiempo y atención a las oportunidades con mayor probabilidad de conversión.

Calcula el número de oportunidades necesarias para alcanzar tus objetivos

Calcular la cantidad de oportunidades necesarias para lograr los objetivos es una tarea compleja que requiere un análisis en profundidad y datos precisos. Los factores clave a considerar incluyen:

  • Tasa de conversión histórica, útil para predecir con mayor precisión conversiones futuras;
  • Ciclo de ventas promedio, evaluando la duración típica desde el primer contacto hasta el cierre del trato para asignar recursos en consecuencia;
  • Valor medio del pedido, para comprender el número necesario para alcanzar los objetivos de la empresa.

Utilizando estas métricas como pilares, puede formular un cálculo preciso del volumen de oportunidades necesarias, optimizando la distribución de recursos y asegurando que cada etapa del proceso de ventas esté alineada con los objetivos comerciales.


Identificar puntos en común entre las oportunidades que conducen a la conversión

Analizar los factores comunes entre las oportunidades que conducen a una conversión es otro paso fundamental para perfeccionar su canal de ventas. Esta fase no concierne sólo al ‘qué’, sino sobre todo al ‘cómo’ y al ‘por qué’. En esta etapa se consideran variables como:

  • Tiempos de respuesta: analizar los tiempos de respuesta en diferentes puntos de contacto puede revelar patrones efectivos en la gestión de clientes potenciales;
  • Canales de adquisición: identifique de dónde provienen los clientes potenciales más fructíferos, ya sea de publicidad online, boca a boca, seminarios web u otros puntos de contacto;
  • Interacciones anteriores: analiza interacciones que ocurrieron antes de la conversión, como número de llamadas, reuniones o demostraciones realizadas;
  • Comentarios del cliente: escuchar al cliente en la fase posterior a la compra ayuda a descubrir detalles importantes sobre la calidad del recorrido de ventas.

Crear o adaptar el proceso de venta según los datos recopilados

Una vez que haya aislado los factores comunes que impulsan el éxito en las diferentes etapas del proceso de ventas, es imperativo construir o adaptarse a la suya. Estas son algunas etapas cruciales:

  • Automatización selectiva: integrar soluciones de automatización donde puedan eliminar cuellos de botella sin sacrificar la interacción humana;
  • Flujos de trabajo personalizados: cree rutas de ventas ad hoc para diferentes segmentos de clientes, basadas en datos históricos de conversión;
  • Guiones flexibles: utilice los guiones de ventas como guía -no como un dogma- permitiendo cierta libertad interpretativa para que el equipo de ventas se adapte al contexto;
  • Revisión continua: insertar puntos de control periódicos para evaluar la efectividad del proceso y realizar correcciones específicas.

Agregue continuamente nuevos clientes potenciales a su canal

Un canal de ventas no es un monumento estático, sino un organismo vivo que requiere una afluencia constante de nuevos clientes potenciales para mantener la vitalidad y el crecimiento. Sin nuevos clientes potenciales, incluso el proceso de ventas más eficiente se estancará. Sin embargo, existen algunas estrategias enfocadas para incluirlos continuamente:

  • Segmentación avanzada: utiliza datos demográficos, de comportamiento y de interacción para identificar consistentemente los clientes potenciales más prometedores;
  • Técnicas de Inbound Marketing: optimizar el contenido y el SEO para atraer una audiencia calificada que pueda convertirse en leads;
  • Red estratégica: utiliza plataformas como LinkedIn para establecer conexiones valiosas en el sector relevante;
  • Automatización inteligente: implementa Chatbots y respuestas automáticas por correo electrónico para capturar clientes potenciales en cualquier momento.

Mantener, actualizar y limpiar periódicamente la tubería

Un canal de ventas dinámico requiere un seguimiento constante y actualizaciones estratégicas para seguir siendo un impulsor eficaz de la adquisición de clientes. A continuación, se explica cómo abordar el proceso de mantenimiento:

  • Auditorías periódicas: evalar los KPI y las métricas de desempeño a intervalos regulares para identificar cualquier cuello de botella o ineficiencia;
  • Limpieza de datos: eliminar clientes potenciales obsoletos o que no responden, que obstruyen el sistema y reducen la claridad analítica;
  • Recalibración de fases: ajustar los pasos del proceso en función de datos históricos y tendencias emergentes en el comportamiento del cliente;
  • Sincronización del equipo: asegurarse de que el departamento de Ventas, Marketing y Atención al Cliente trabajen con datos consistentes y objetivos alineados.

El secreto de un Pipeline de ventas que funciona

Cuanto más validen y califiquen los clientes potenciales mediante marketing, más eficaz será el canal comercial. De hecho, garantiza que los responsables de ventas no pierdan tiempo llamando a usuarios que no están perfilados y «no están preparados» para el proceso de compra, dirigiendo recursos hacia resultados más concretos.

Cuanto menos cualificados sean los leads que marketing entregue al área de Ventas, más tiempo tendrán que dedicar los comerciales a los procesos iniciales del pipeline con el consiguiente alargue de los procesos de oferta/cotización y, en consecuencia, también de los tiempos de cierre de los acuerdos, con un resultado global de ventas insatisfactorio. Un canal de ventas que genera conversiones no puede ignorar la identificación de las oportunidades adecuadas.